Cargando...

Al mencionar el nombre de Chrono Trigger, lo primero que nos viene a la mente son las gratas memorias que nos ofreció durante la época del Super Nintendo, ¿quién pensaría que este gran RPG se convertiría en un juego de culto? Ha estado en diversas plataformas, como el PlayStation, el DS e incluso en smartphones, recordándonos porque debemos recordarlo como un clásico. Y no es para menos, Hinorobu Sakaguchi (Final Fantasy), Yuuji Horii (Dragon Quest), Nobuo Uemarsu (compositor de Final Fantasy) y Akira Toriyama (Dragon Ball e ilustrador de también de Dragon Quest) fueron las mentes maestras detrás de Chrono Trigger; nadie se imaginó ver a los creadores de las franquicias más emblemáticas del JRPG colaborando juntos para llevar a cabo este legendario proyecto y, así como lo fueron en su tiempo los Chicago Bulls y el Real Madrid, a este equipo de trabajo se le conoció como el Dream Team, aunque parece irónico que, años más tarde, ambas compañías terminarían fusionándose.

El famoso Dream Team, que incluso tuvo su propio final dentro del juego
El famoso Dream Team, que incluso tuvo su propio final dentro del juego

Chrono Trigger nos cuenta la historia de Chrono, un joven de muy pocas palabras quien queda en verse con su amiga de la infancia, Luca, en la feria del reino para la demostración de su nuevo invento. Una vez ahí, Chrono tiene un accidentado encuentro con una misteriosa chica llamada Marle, quien lo acompaña hasta el punto de encuentro y se ofrece como voluntaria para probar el invento de Luca, pero las cosas salen mal y Marle es absorbida por un extraño portal, por lo que Chrono y Luca emprenden una misión para rescatarla, pero no se imaginaban que lo que comenzó como un rescate, pronto se convertiría en una lucha contra el reloj para salvar al mundo.

La impresionante corte de Guardia.
La impresionante corte de Guardia.

Chrono Trigger se caracterizó también por tener personajes memorables como Frog, un caballero con un alto sentido del honor el cual fue convertido en rana (de ahí su nombre) debido a un hechizo, Robo el robot que quiere aprende sobre la conducta humana gracias a Luca y Ayla, la poderosa líder de un clan prehistórico con una fuerza sobrehumana, que acompañan a nuestros héroes a través del tiempo para salvar al mundo.

Como en todo buen RPG, cada personaje cuenta con cualidades diferentes que los hacen únicos en combate; por ejemplo, Chrono y Frog son buenos tanto en los ataques físicos como en los ataques mágicos, Marle toma el rol de apoyo recuperando la salud de sus aliados y de problemas de estado.

En un punto crucial del juego, podíamos elegir que Magus se uniera al grupo.

Uno de los aspectos en los que más destacaba era su sistema de combate, que a pesar de ser muy sencillo, era muy sólido, ideal para aquellos que no estaban acostumbrados al sistema de juego de los RPG. Antes de comenzar el juego, te daban dos opciones a elegir: Active o Wait; al escoger la primera opción, tenías cierto límite de tiempo para llevar a cabo una acción, de lo contrario los enemigos podrían atacarte aún si no habías finalizado tu turno, (algo poco convencional en los RPG´s) haciendo los combates mucho más dinámicos y estratégicos, en cambio la opción Wait optaba por el modo tradicional. Otro de los puntos fuertes del combates era que después de aprender las habilidades correspondientes, los personajes podían unir fuerzas combinando sus poderes para volverlos más devastadores. Si bien eran útiles en las batallas contra los jefes, eran todo un deleite visual para la época.

El simple e impresionante X Strike
El simple e impresionante X Strike

La música sin duda era de las cosas más asombrosas dentro del juego. Y no es para menos, ya que, como mencioné anteriormente, Nobuo Uematsu el legendario compositor de la saga Final Fantasy, nos brinda piezas memorables que enganchan al jugador en todo momento. Una de mis favoritas (quizás para muchos) es el tema de la batalla contra Magus, una pieza que comienza de forma leve hasta llegar al crescendo que nos eriza la piel de emoción, dándonos a entender que será una pelea de proporciones épicas.

Chrono Trigger está lleno de gratos recuerdos, en especial porque es uno de los primeros RPG que pude jugar. Sin duda lo que más disfrute de este juego, fueron los jefes. Desde el molesto Yakra (y su predecesor, Yakra XII), los Twin Golems hasta el impresionante Black Tyrano, los jefes contaban con un excelente diseño, algunos eran fáciles, otros eran huesos duros de roer.

Mi jefe favorito era Lavos, el antagonista del juego, una forma de vida alienígena que cayó en la tierra hace millones de años (provocando la extinción de los dinosaurios y de los Reptites). Puede decirse que Lavos es un parásito que se alimenta de la vida del planeta en el que se hospeda, tomando el tiempo que necesite para posteriormente despertar y destruir al planeta huésped. Durante la pelea final, podemos ver cómo va evolucionando a lo largo del combate, resultado de la energía que estuvo consumiendo del planeta, hasta alcanzar su forma definitiva, siendo esta la batalla más épica de todo el juego.

El diseño de los jefes era impresionante.
El diseño de los jefes era impresionante.

Así es como recordamos a esta gran juego, con grandes momentos que nos llenaron de emoción durante nuestras largas sesiones de juego. Y por si fuera poco, era de los pocos juegos que contaba con diversos finales, como entre 13 o 14 aproximadamente, dándole un alto nivel de replay value. Si no han tenido la oportunidad de jugarlo, pueden conseguirlo en diversas plataformas, como en la App Store de Apple y en el Nintendo DS, por ejemplo. Les recomiendo esta última versión, ya que viene con contenido adicional y nuevos jefes. Y para los que tuvieron la oportunidad de jugarlo, ¿cuál fue su momento favorito?


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus Media.

Deja un comentario