Cargando...

Hace algunos años, cuando las consolas de sobremesa no tenían la opción de conectarse a internet, el término DLC nos era completamente ajeno, era muy común que muchos juegos se retrasaran para afinar ciertas cuestiones y corregir otras.

Sin embargo con la llegada de las primeras consolas que ya incluían funciones online, poco a poco nos fuimos acostumbrando a un término: El DLC.

En principio la propuesta no sonaba mal, o al menos como nos la estaban vendiendo, ya que nos mencionaron las posibles virtudes de ese sistema, el cual sería una herramienta mediante la cual podrían corregir bugs por medio de parches, e incluso “ampliar” nuestra experiencia de juego.

Pero lamentablemente la realidad ha sido otra, ya que las desarrolladoras nos han vendido juegos que aún no estaban a punto, por el hecho de sacarlos antes de que estén en óptimas condiciones.

Peor aún, nos han vendido muchos de esos contenidos cuando ya venían incluidos en el disco por el que previamente pagamos, y por lo tanto debemos pagar de nuevo para que se nos desbloquee y poder acceder a ellos.

Muchos casos han sido muy conocidos por recurrir a este tipo de practicas, la empresa que comunmente se ha visto envuelta en esas polémicas ha sido Capcom, ya lo vimos en Resident Evil 5, Marvel vs Capcom 3 y Street Fighter X Tekken.

Las versión oficial de Capcom fue: “Que es para evitar futuros problemas técnicos entre los que adquieran el DLC y quienes no lo hagan.”

No solo Capcom se ha visto envuelta, también podríamos hablar de 2K con Bioshock 2, Ubisoft conAssassin’s Creed 2 y más reciente Bungie con Destiny.

El problema mayor no es pagar por personajes o niveles extra que ya vienen en el disco, aunque no debería ser así, ya que anteriormente esos contenidos se desbloqueaban. El problema má grande recae en casos como el de Assassin’s Creed 2 y la famosa Batalla de Forli, es toda una secuencia, es parte de la historia del juego, no es un prólogo, no es expansioón. Pero debes pagar para jugarlo.

Esto nos lleva a una pregunta ¿Acaso no pagué por el contenido del disco?, si es así, ¿Por qué cobrar de nuevo?.

Cabe mencionar que no todas las empresas actuan así, casos como el de Rockstar son punto y aparte ya que la mayoria de sus DLC, bien podrian ser juegos independientes, por su calidad y duración.

Al parecer esta polémica esta lejos de terminar, sin embargo se nos olvida que nosotros como consumidores tenemos la sarten por el mango y esta en nosotros poder exigir contenido de calidad y que nos respeten como los clientes que somos.


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus Media.

 

Deja un comentario