Cargando...

Elite: Dangerous es la cuarta entrega de una familia de simuladores de combate, comercio y exploración espacial. Puedes escoger varias carreras como piloto a seguir: comerciante, explorador, cazador de recompensas, minero o pirata, el sentido de escala que uno como jugador siente con este juego es impresionante, con alrededor de 400 billones de sistemas solares a explorar.

400 billones de sistemas solares para explorar, lo que hagas después es tu decisión.
400 billones de sistemas solares para explorar, lo que hagas después es tu decisión.

Lo bueno

  • Gráficas impresionantes
  • Gran variedad de naves a escoger
  • Diferentes estilos de juego
  • Puedes escoger jugar solo (aunque necesitas conexión a internet), en grupo o con la población en general
  • El sonido de las naves te sumerge en el mundo de un piloto espacial
  • El juego sigue en desarrollo y crecimiento constante

Lo malo

  • Puede llegar a aburrir pronto dado la falta de una historia que puedas seguir
  • La curva de aprendizaje es muy empinada y los tutoriales en el juego no son muy útiles
  • 400 billones de estrellas, pero el espacio ocupado por humanos es, en comparación, pequeño y fuera de este solo encontraras planetas y estrellas nuevas, con los que solo puedes interactuar con un scanner

Historia

En Elite: Dangerous no hay una historia que seguir, como piloto puedes decidir apoyar a alguna de las tres super potencias que existen en la galaxia, cada una con su propia filosofía, políticas y leyes, y si ninguna es de tu agrado puedes escoger apoyar a alguna facción independiente, de las cuales hay muchas y varían en tamaños.

  1. La Federación: Es la más vieja de las tres superpotencias, la capital se encuentra en la cuna de la humanidad, es considerada como el centro de todo el espacio habitado en la galaxia. La Federación es regida por las grandes corporaciones, completamente capitalista, la corrupción es algo normal en los sistemas de la Federación.
  2. El Imperio: El Imperio fue formado por un grupo de personas en contra de la Federación, estos decidieron establecer una colonia en el sistema de Achenar. En el Imperio muy pocas cosas son ilegales y le dan mucho valor a la primera impresión, por lo que sus naves, estaciones e incluso la ropa que utilizan las personas tienen un look impresionante
  3. La Alianza: Su centro político es Alioth. La Alianza son un grupo de sistemas independientes trabajando juntos con el simple motto de fuerza en números para defender su independencia, de ser necesario, de las otras dos grandes potencias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jugabilidad

Uno como jugador experimenta la grandeza de la galaxia desde la cabina de mando de su nave, aquí es donde pasarás la mayor parte de tu tiempo, observando tu radar, cuidando tus reservas de combustible, escoger tu siguiente destino, controlar cómo se distribuye la energía entre los sistemas de la nave, las armas o los motores, también tendrás que aprender a manejar el consumo de energía de cada módulo individual de tu nave al asignar prioridades para asegurarte que no superas tu planta de poder, asignar grupos a tus armas y ver el historial de tu carrera así como tu rango y reputación con las facciones.

Los controles son algo difícil de aprender al principio porque son muchos, pero después de tus primeras horas se sentirán muy naturales, el juego se siente magnífico con el teclado y mouse, pero si quieres sumergirte más te recomiendo conseguir un flightstick o un joypad.

Screenshot_0040

Presentación

Los elementos visuales del juego te quitan el aliento, cuando haces tu primer salto de un sistema a otro, la forma en que la estrella destino se acerca a ti a grandes velocidades es una de las impresiones más grandes que tengo de este juego.

Los desarrolladores invirtieron mucho tiempo en cuidar los detalles, y son los pequeños detalles del juego lo que más me gusta visualmente. Un ejemplo de esto es que en una de las naves (Federal Dropship) si volteas a ver en la cabina podrás notar una cafetera para esos viajes largos en el vacío del espacio, o las ciudades en las estaciones espaciales, que tienen caminos, parques, vegetación, edificios, los cuales no notarías a menos que te acerques.

Cada una de las naves en Elite tiene el mismo HUD pero el interior de cada una es diferente.
Cada una de las naves en Elite tiene el mismo HUD pero el interior de cada una es diferente.

Otra de las áreas donde brilla Elite: Dangerous es en el sonido, todas las naves tienen un sonido único al volar, las estaciones espaciales tienen personas dando anuncios públicos en el trasfondo, escuchar una nave pasar rozando al lado de ti es una experiencia que se queda contigo siempre.

En cuanto a la música, no la escuchas muy seguido, y aunque va de acorde a la atmósfera del juego, personalmente prefiero apagarla y poner alguna de mis listas.

Conclusión

Es un juego diferente, me gusta mucho, si no te molesta que no tengas un objetivo a seguir, que tienes que trabajar muy duro para conseguir créditos (la moneda del universo) y que la mayor parte del juego de la pasaras navegando del punto A al punto B, este es el juego para ti. Por el otro lado, si prefieres los juegos con gratificación instantánea, un paso más rápido u objetivos definidos a lo mejor deberías buscar en otro lado. Por suerte puedes descargar un demo del juego pero este solo se concentra en el combate, el cual es muy divertido pero es solo una fracción de lo que el juego ofrece.

Screenshot_0046

El juego sigue en desarrollo y tiene crecimiento constante, cuando se lance la versión para Xbox One se incluirá un nuevo modo de juego estilo arena donde los jugadores podrán probar su habilidad como pilotos de combate en un ambiente controlado y no en el frío vacío del espacio donde todo se vale.

Para mí, es un título que debes conseguir si eres fan de los simuladores y la ciencia ficción.


Tres estrellas


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus Media.


La reseña fue realizada por nuestro colaborador externo @Ripflame.

Deja un comentario