La casa de hierro también estará en Marvel: Realm of Champions

Kabam reveló nueva información para las casas destacadas de Marvel: Realm of Champions, enfocado ahora en la casa del hierro.

Cuando la Torre Star fue traído por primera vez a Battleworld por Maestro, no fue una molestia tan grande para Tony Stark como algunos podrían suponer. El encarcelamiento y las apuestas terribles son lo que hizo que Tony pusiera un martillo en metal y forjara un traje de Iron Man, y de esta trágica situación, surgiría una nueva Era del Hierro.

Durante un tiempo, mientras The Battleworld estaba siendo forjado por la guerra… la Casa del Hierro se erguía como un brillante faro de esperanza. La innovación y la mejora fueron las únicas misiones de este refugio seguro. Los enemigos se enfrentaron en el campo de batalla, pero muchos enemigos se volvieron amigos cuando se les mostraron las maravillas de Stark Tech y la seguridad de vivir en la Ciudad Blindada.

Pasó mucho tiempo y la innovación permitió una vida útil sorprendentemente larga. El viejo Tony Stark se volvió cada vez más solitario, a menudo desapareciendo en la Torre Stark o en “Misiones diplomáticas” durante meses, si no años. Después de un trágico accidente durante un experimento de Extremis, que casi arrasó con todo un territorio, Stark Prime (el simulacro oficial de IA de Tony Stark) anunció que se habían promulgado protocolos automatizados y que sería el CEO interino en el futuro previsible. Además, todos los sistemas operativos de Stark Technology cambiaron de la noche a la mañana de ser J.A.R.V.I.S. asistido a Stark Prime monitoreado.

Sigue habiendo una fuerte creencia de que todas las demás Casas podrían mejorarse con la adición de la tecnología Stark. Sin embargo, esa tecnología viene con el precio de Stark Prime como un seguro a prueba de fallas siempre presente. Lamentablemente, no todos han estado abiertos a la idea de un Stark sobre sus hombros. Siempre hay esperanza de que con el tiempo verán las ventajas de un mundo unido bajo la bandera de la casa del hierro.

Deja un comentario