Cargando...

Lucy es una película estrenada a finales del mAes de agosto en México, dirigida y escrita por Luc Besson y protagonizada por Scarlett Johansson en compañía de Morgan Freeman y Min-Sik Choi.

Lo bueno

  • El argumento de la película.
  • Los efectos especiales.
  • Scarlett Johansson, si, Scarlett.

Lo no tan bueno

  • Pudieron ser dos películas sin ningún problema.

Lucy es una joven que ejerce de “mula” al ser obligada a ocultar drogas en su cuerpo, sin embargo, un día esta bolsa de drogas se rompe debido a una golpiza que le brindan y su sistema absorbe los estupefacientes. Es aquí donde la historia empieza a ponerse emocionante.

Chica como muchas, se encuentra actualmente en China y ha dedicado sus días a pasarla bien sin preocupaciones, pero todo esto se ve inesperadamente cambiado cuando conoce a Richard, un joven que conoció y que la involucra en una red de tráfico de drogas sintéticas, específicamente una llamada CPH4: Una sustancia que las mujeres desarrollan en el embarazo y permite al feto sobrevivir dentro del vientre así como desarrollarse.

Al ser golpeada por discutir con otros miembros de la mafia, la bolsa que transporta Lucy cerca de sus intestinos se rompe y su cuerpo absorbe más de la mitad de ésta, provocando cambios mentales en Lucy que le permiten explorar todas las capacidades de su cerebro, algo que nunca antes un ser humano ha experimentado.

En medio de este cambio drástico que sufre Lucy, logra contactarse con el Dr. Norman (Morgan Freeman), un personaje que tiene una teoría sobre la capacidad del cerebro que utilizan tanto los animales como el ser humano y que se ve interesado en lo que Lucy ha conseguido, pretendiendo ayudarla a entender la situación por la que atraviesa, todo por el bien de la ciencia.

El argumento de la película es un elogio al tiempo, al conocimiento y a la evolución de los elementos primordiales para el ser humano, es una mezcla de algo (parece) real y se mezcla con ciencia ficción, una película que intenta ser cine de arte pero que termina siendo una película comercial.

En lo personal pienso que es una cinta muy interesante, una película que en cierto punto toca y discute temas religiosos pero que te hace pensar en realidad ¿De qué seríamos capaces los seres humanos si llegamos a desarrollar el 100% de nuestra capacidad cerebral? Si hoy en día somos capaces de inventar armas que destruyen países o continentes, ¿Ése es el futuro que queremos si llegamos a ese grado de inteligencia y capacidad humana?. Lucy es una película ampliamente recomendable para todo aquel que quiere plantearse una hipótesis respecto a la ciencia y el cerebro humano.

Para finalizar, me quedo con una frase que menciona Morgan Freeman en la película:

“El ser humano se preocupa más por tener, y no por ser.”


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus Media.

Deja un comentario