Hungry Baby: Party Treats

Plataformas disponibles
Género

Indie , Puzzle

Fecha de lanzamiento

Mayo 24, 2019

Desarrollador

Digital Melody Games

Director

N/A

Distribuidor

QubicGames

Encuéntralo en
Al comprar a través de éstos enlaces nos ayudas a seguir creciendo.
Tú eres una golosina deliciosa y tu destino es terminar en la barriga de un niño, así que no hagas esperar al bebé.

Hoy en día muchos jóvenes y no tan jóvenes son conscientes de las consecuencias y del costo que puede llegar a ser el tener un bebé. Alimentos, pañales, educación y un largo etc. son necesidades que tendrás que otorgar a una persona que ahora dependerá de ti.

Pero claro también están aquellos que simplemente sueñan con eso y es totalmente respetable.

Aunque, ¿te has preguntado que tan difícil puede ser alimentar a un bebé?

Historia

Hungry Baby: Party Treats es digamos la respuesta a la pregunta anterior.

El juego tiene un modo campaña que si bien no tiene historia, nos reta a lograr reunir los alarmas para despertar al bebé en un mundo retador y lleno de peligros sólo para finalmente llegar a la boca del bebé y… convertirnos en el alimento.

Presentación

El juego tiene un estilo caricaturesco bastante bonito y alegre. Todo es color de rosa y enfocado a evocar lo delicado que puede ser el cuidado de un recién nacido.

Tenemos una variedad de 30 personajes que prácticamente son alimentos, aunque enfocado en su mayoría a cosas dulces como paletas, helados, caramelos, e incluso hamburguesas y hot-dogs. Todos y cada uno son diferentes entre sí y claro, tienen vida propia pues serán aquellos que deberemos guiar hacia la boca del bebé. Dicho roster tan amplio no es casualidad, pues el juego cuenta con la posibilidad de disfrutarlo con hasta tres personas adicionales al jugador principal por lo que es de agradecer el esfuerzo dedicado a este apartado.

Los mundos son cuadriculados y en ellos podremos movernos solamente de izquierda a derecha o de arriba hacia abajo, sin movimientos cruzados. Tenemos una variedad considerable de escenarios que se diferencian en los elementos que le dan vida pero también en los peligros que encontramos en ellos, desde brazos metálicos dispuestos a aplastarte hasta pequeños charcos de veneno.

La música es realmente pegajosa y tonta, es una tonada que se repite con la única frase «Hungry Baby» formando un loop eterno pero que no deja de sonar divertido y tonto a la vez.

Jugabilidad

Cómo dije anteriormente nuestra misión será alimentar al bebé. Después de elegir qué tipo de comida seremos pasaremos a una pantalla que nos indica puntos importantes para nuestra aventura, la finalidad, los power-ups y claro, los peligros que debemos evitar.

La idea de cada escenario es acabarlo en el menor tiempo posible para obtener la mayor cantidad de estrellas. Si lo hacemos rápido se nos premiará con tres, pero si nos tardamos demasiado no tendremos ni una sola. Por lo anterior, tendremos que estar jugando una y otra vez cada nivel para obtener la mayor cantidad de estrellas y es que conforme avanzas y desbloqueas más niveles, se requiere una mayor cantidad de estrellas para poder acceder a los niveles posteriores.

Adicionalmente Hungry Baby: Party Treats cuenta con un modo para cuatro jugadores el cual se divide a su vez en los modos clásico, el último helado de pie, vamos hacia la sartén, carrera de helados y carrito de comida. El primero es básicamente la misma idea que la campaña, el segundo y tercero básicamente les reta a ser el primero en llegar al refrigerador o al sartén, y aquel que quede en último lugar será eliminado.

Carrera de helados nos reta a dar vueltas alrededor del mapa pero con la misma cantidad de peligros por lo que el reto es aun mayor. Finalmente carrito de comida permite que a pesar de ser una competencia, el juego sea también un trabajo en equipo, pues cada jugador debe presionar un botón para formar un camino por el cual el carrito de comida tendrá que pasar. Ganará aquel que haya logrado llegar primero al botón y los puntos serán acumulados dependiendo de cuántas rondas se hayan fijado al inicio.

El título está pensando más que nada para jugar con amigos a nivel local y retarse entre sí para demostrar quién es mejor. El modo campaña es relativamente corto más sin embargo dependerá de tu habilidad el poder hacerlo perfecto en todos los niveles, o bien, de simplemente aprenderte los caminos para completarlo rápido.

Conclusión

Hungry Baby: Party Treats es un título divertido e incluso parece que está pensado más para un celular que para una consola. Sin embargo, el modo fiesta hace que pueda disfrutarse incluso con solo un par de Joy-Cons por lo que la relación calidad = precio es justa.


Agradecemos a QubicGames las facilidades para realizar esta reseña.



Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus.

Deja tu opinión

Hungry Baby: Party Treats llega la próxima semana a Nintendo Switch

Tienes una “tarea simple”: alimentar al bebé. Ahora, ¿qué tan difícil puede ser? Bueno, cualquier padre te dirá que es difícil. Hungry Baby: Party Treats es un juego multijugador encantador e innovador que pueden jugar hasta cuatro jugadores. Eres una golosina deliciosa y tu destino es terminar en la barriga de un niño, así que […]

7

Bueno

Pros

  • Jugabilidad.
  • Diseño de personajes y niveles.
  • Modos de juego adicionales.

Cons

  • Relativamente corto.
  • No tiene multijugador en línea.