Desde sus inicios Pixar ha sabido manejar un tema muy importante en sus películas: los sentimientos. Y es que desde Toy Story pasando por The Incredibles hasta una más reciente como Up! hemos visto la evolución de las historias de esta empresa no solamente a nivel gráfico, sino también a nivel interior: los personajes, los objetos, la música y en sí, la historia.

Lo bueno:

  • Los personajes
  • La música
  • La historia

Lo no tan bueno:

  • La historia se siente con huecos
  • Podría resultar un poco extensa, tal vez pudieron evitar ciertas escenas innecesarias

Inside Out es la nueva propuesta de Pixar para demostrar de que están hechos (vamos, siempre nos convencen) pues maneja la dinámica de presentarnos la vida de Riley desde que nace hasta que se enfrenta a una de las etapas más difíciles de todo ser humano: la pubertad.

Todos, TODOS hemos pasado por una situación similar.

Historia

Se dice que el ser humano cuenta con diferentes emociones, unos dicen que son siete, otros que son 30, pero Pixar nos maneja solamente cinco: alegría, tristeza, disgusto, ira y temor. Todos estos se encargan de llevar la vida que Riley enfrenta en la película: sus papás deciden mudarse en busca de una mejor vida y… por cuestiones de trabajo también.

A lo largo de la película verás como los sentimientos de Riley intentan adaptarse a esta nueva vida que la chica enfrenta, a esto debemos sumarle la situación de los padres, su cambio de escuela, nuevos amigos y situaciones que a cualquiera puede sucederle a lo largo de su vida.

Presentación

Sin duda para mí es interesante ver como Pixar ha logrado explicar un tema tan complejo en una forma tan sencilla. Hasta un niño de menos de 10 años puede captar que Riley está creciendo y que las cosas que suceden en su cabeza (con sus sentimientos) son resultado de un cambio drástico y de, por supuesto, su pubertad.

Nosotros solo queremos ser felices, sea como sea.

La animación de Pixar sigue siendo de lo mejor, me encanta ver como pueden llenar la pantalla de colores sin resultar agresivos, tal como Río lo hizo en su momento. El doblaje al español lationamericano no deja nada que desear, a pesar de que casi nos obliguen a ver la película de esa manera debo decir que es lo mejor que he escuchado en una película “para niños”.

La música no se queda atrás, pues a pesar de no desempeñar un papel sumamente importante, los pequeños guiños que tiene en situaciones relevantes hacen que vivas literalmente ese momentoIntensa Mente me hizo al menos, sacar unas cuantas lágrimas gracias a la musicalización y a su historia.

Los recuerdos son la herramienta más fuerte para hacernos sentir bien, y aprender.

Pero bueno, al final la mayoría de las películas de Pixar cumplen con sus expectativas, pero ¿qué hace a Intensa Mente diferente de las demás? Tal vez que, al igual que muchas películas, nos deja un mensaje muy importante, y creo que en este inciso podemos definirlo en puntos:

  1. Estar triste no necesariamente significa que sea malo
  2. Nuestro cerebro realiza trabajos enormes para poder procesar toda la información
  3. Mantenemos los recuerdos que más queremos y que nos han forjado como seres humanos

Conclusión

Definitivamente para mí, no es la mejor película que Pixar ha realizado, pero no puedo negar que sin duda puede llegar a ser de mis favoritas. Intensa Mente es una película que tienes que disfrutar en el cine, de verdad, es muy buena y merece que le dediques un tiempo para disfrutarla, pero sobretodo recuerda: no es una película solamente para niños.


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus Media.

Deja un comentario