Cargando...

Desarrollado por Harebrained Schemes y distribuido por Harebrained Holdings, Necrópolis llega a nosotros con una aventura bastante oscura y desafiante. El mundo está regido por un demente archimago, solo tú puedes desafiarlo adentrándome a las catacumbas y peleando con un ejército de criaturas no muertas. Tu habilidad y tus decisiones en el combate serán la clave de la victoria, ya que nos vemos limitados por la estamina que podemos gastar y de la escasa regeneración de vida con la que disponemos.

dark-soulsinspired-necropolis-will-now-be-published-by-bandai-namco_1

Tendrás también que usar de forma sabia la combinación de armas en cada mano, ya que existe unagran variedad de estas: desde espadas sencillas, escudos, espadas curvas, katanas, hasta varitas mágicas capaces de cambiar la batalla. También hay que tomar en cuenta el hecho de que los enemigos pueden aparecer de forma aleatoria, en una batalla te toparás con soldados a los que ya conoces como la palma de tu mano, ya sabes cómo y con qué armas puedes vencerlos,  pero de repente en otra pelea las cosas pueden cambiar completamente, incrementando el número de enemigos o incluso pueden aparecer enemigos de otra especie.

Image7

La regla de oro dentro de Necrópolis es que debes ser muy cuidadoso con tu estamina, su uso está vinculado con el correr, brincar, atacar y también para realizar un ataque cargado el cual puede provocar un mayor daño a enemigos múltiples. Aquellos que estén familiarizados con los juegos basados en timing tendrán una idea de cómo proceder, y los que no, pues pueden iniciar en este tipo de juego para luego voltear la mirada a las ligas mayores (coff coff, Dark Souls).

Sólo queda esperar su lanzamiento para que podamos tomar nuestro mando y emprender esta aventura en un mundo llena de oscuridad y desafíos.


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus Media.


Agradecemos a Bandai Namco la invitación a este evento y las facilidades para realizar este escrito.

Deja un comentario