Cargando...

Si me preguntara quién sería uno de los animadores más importantes de la industria (que no esté retirado), mi respuesta seria mil veces Genndy Tartakovsky.

En 1998, este gran animador que aprendió bajo la tutela de otros grandes animadores trabajando en series como los Tiny Toons y Batman, sacó al aire su primera serie: El laboratorio de Dexter. Pero no sería hasta su segunda creación donde ganaría mayor reputación convirtiéndolo en lo que es hoy en día, esta serie fue nada más y nada menos que Samurai Jack.

Genndy Tartakovsky se basó en películas de samurais y algunos cómics de Frank Miller para crear el arte visual único de esta serie, el cual hoy en día a influenciado a muchos artistas del medio. La historia no es nada del otro mundo: Jack es un joven que, desde muy pequeño, entrenó para convertirse en un samurai, con el fin de derrotar al ancestral demonio Aku, quien se apoderó de la aldea en la que Jack solía vivir y, como todo buen villano, la controlaba con puño de hierro. Un día Jack, quien ya había crecido, recibió de su maestro una antigua espada samurai que sus ancestros utilizaron para sellar a Aku, aceptando así su destino para confrontar al temible demonio y liberar a su aldea. Fue una lucha difícil, pero justo cuando Jack pensaba tener la victoria asegurada, Aku saca su as bajo la manga: abriendo un extraño portal que teletransporta a nuestro héroe a un futuro apocalíptico donde este demonio es el supremo gobernante del mundo.

La trama, a pesar de ser simple, trataba de implementar un estilo cinematográfico a la animación, lo cual fue bastante arriesgado, debido a las situaciones y el ambiente que la serie manejaba, incluso hubo algunos episodios que no tenían diálogo y solo eran un deleite visual.

Por desgracia, esta gran serie fue interrumpida ya que Tartakovsky pretendía terminar la serie con una película, lo cual hubiera sido genial, pero este salto a la pantalla grande fue cancelado, debido al pésimo desempeño en taquilla que tuvo la película de Las Chicas Superpoderosas en aquellos días.

Actualmente la serie continúa en formato de cómics y, próximamente, llegará de nueva cuenta a la televisión, transmitiéndose de nueva cuenta en Cartoon Network, solo que esta vez dentro del bloque de Adult Swim.

Volvamos al tema ¿por qué esta serie es una obra maestra tanto de Tartakovsky como de Cartoon Network?

Simplemente por dos razones: fue la obra cumbre de este gran animador por la cual es reconocido actualmente y marcó un antes y un después dentro de las animaciones transmitidas en Cartoon Network, además de ser una de la primeras series que recuerdo donde se manejaron temas bastante heavy para ser transmitidas en horario familiar y, ahora que estará en Adult Swim, probablemente manejará más este tipo de temas sin ningún problema de censura. Simplemente esta serie innovó la animación en Cartoon Network, ya que no era nada parecida a lo que este canal nos tenía acostumbrados cuando éramos pequeños.

¿Creen que el regreso de Samurai Jack es correcto o creen que debió quedar cancelada y así ser recordada como lo que es: la obra cumbre de Genndy Tartakovsky?


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus Media.

Deja un comentario