Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald

Plataformas disponibles
Género

Fantasía

Fecha de lanzamiento

Noviembre 16, 2018

Desarrollador

Heyday Films

Director

David Yates

Distribuidor

Warner Bros.

Encuéntralo en
Al comprar a través de éstos enlaces nos ayudas a seguir creciendo.
Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald es la secuela de Animales fantásticos y dónde encontrarlos, dirigida por David Yates, escrita por J. K. Rowling.

El mundo mágico de J.K Rowling continúa creciendo, y esta semana lo hará con la segunda entrega de la franquicia Animales Fantásticos en la que regresamos a la magia que nos ha llevado a conocer personajes entrañables, disfrutar de vistas hermosas, y también aprender lecciones de vida.

Aunque esta entrega llega con mucho sentido de la duda proveniente de los fans, ¿realmente es una película que haga honor y supere a su primera entrega?

Historia

Al final de la primera entrega de Animales Fantásticos, el poderoso mago tenebroso Gellert Grindelwald (Johnny Depp) fue capturado por MACUSA (Congreso Mágico de los Estados Unidos de América), con la ayuda de Newt Scamander (Eddie Redmayne). Para aquellos ajenos a la historia, basta decir que Gellert Grindelwald es un mago de sangre pura, oscuro, peligroso, siendo solo superado por lord Voldemort.

Grindelwald cumple una prisión preventiva en el Ministerio de Magia de los Estados Unidos donde se le acusa de diversos crímenes, y por los cuales el Ministerio de Magia de Europa, busca que pague en su continente, por lo que ambos ministerios acceden a que sea transportado a dicho lugar, claro, bajo la custodia más eficaz y segura que existe en el mundo mágico.

Sin embargo, las cosas se salen un poco de control cuando Grindelwald logra escapar gracias a la ayuda de sus seguidores, logrando llegar a Europa por la puerta grande y dispuesto a llevar a cabo sus planes con la ayuda de sus fieles seguidores: conquistar al mundo muggle, es decir, a los no magos.

La película sirve como puente de la primera entrega, pero también como un referente para conectar aspectos que vimos en la saga de Harry Potter, pues recordemos que Animales Fantásticos ocurre muchos años antes de que el mago elegido naciera.

El argumento se desarrolla bien, sin embargo existen huecos en el argumento que se han dejado así nada más, y que asumo serán resueltos en las futuras entregas de la franquicia. A razón de haber escuchado comentarios y teorías de fans de la saga, he de decir que probablemente para aquellos seguidores acérrimos, es probable que el argumento no les plazca, además de que les cause controversia por cambiar diversas cosas “conocidas” del mundo mágico. Punto a favor: el fan service está a la orden del día.

Sin embargo, debemos tener en cuenta algo: Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald es una película, y como toda película, tiene que vender, por lo que los cambios en el argumento, personajes, historia u otros aspectos, a veces simplemente son cambiados para facilitar el mensaje a aquellas personas ajenas a la trama real, vamos, es un producto comercial a fin de cuentas.

En esta entrega también conoceremos a nuevos personajes y otros que causarán sorpresa y amor para los fans de la saga de Harry, y cuya labor parece no tener relevancia alguna aún, pero ayudan a que el guión siga su curso de manera correcta.

Presentación

Esta película es nuevamente protagonizada por Eddie Redmayne quien regresa al mundo mágico dando vida a Newt Scamander y del cual vamos conociendo un poco más de su pasado pero también de la relación que tiene con sus familiares. El desarrollo de este protagonista sigue dejando cosas al aire pero también a la expectativa de lo que es capaz, y todo gracias a la gran confianza que le otorga Jude Law en la piel de Albus Dumbledore.

Por otro lado tenemos al antagonista, Johnny Depp, quien da vida al temeroso Grindelwald y que presenta una actuación bastante buena en pantalla, sin embargo el acento pareciera enteramente como si estuviéramos viendo a Jack Sparrow en pantalla, no solo por la voz, incluso por la forma de expresarse al caminar, hacer ademanes y más. Sin embargo, en general es un papel bien trabajado y que logra transmitir el mensaje que Grindelwald quiere llevar al mundo muggle.

Jude Law encarna a Albus Dumbledore, y al menos para mí, es inevitable recordar al viejillo que conocimos en Harry Potter. Sin embargo, la actualización de Law logra transmitir ese amor, compasión, esperanza y rudeza cuando es necesario, elementos que veíamos en el anciano de la otra franquicia del mundo mágico.

Por otro lado tenemos a Ezra Miller que regresa interpretando a Credence Barebone y que en esta ocasión se convierte en el personaje principal a seguir, y más aun por descubrir su pasado y saber realmente quien demonios es y porque es tan importante en este mundo mágico. Su trabajo es bueno, como un chico retraído, triste, callado, pero con mucha irá contenida, aunque habrá que esperar a siguientes películas para realmente saber cómo se desarrolla su papel.

El resto del elenco también progresa a pasos de bebé en el argumento, como la relación que tienen Queenie Goldstein y Jacob Kowalski encarnados por Alison Sudol y Dan Fogler. A su vez, existen otros lazos y escenas que nos rememoran la vida de otros personajes y el cómo su historia es relevante para la trama. Sin embargo, se sienten un poco incompletos, pues pareciera que todos en conjunto necesitan ser parte del protagonista para darle ese peso que merece, porque por sí solo, Scamander no puede compararse con el liderazgo y protagonismo que brindaba Harry.

La fotografía, edición y música sin duda son de aplaudir. Realmente sientes que estás en un mundo mágico, no solo por atravesar paredes o por apreciar el gran diseño que tienen las criaturas fantásticas presentadas en esta entrega, sino por todos los elementos que en conjunto en una misma pantalla hacen que disfrutes cada segundo, cuadro y luz mágica que se a traviesa.

Los efectos especiales me agradaron muchísimo, más aun como decía, por el gran diseño que se le ha brindado a los animales, pero también a la magia que crean estos seres e incluso a los viajes por diversas locaciones. La escenografía tampoco se queda atrás y se complementa muy exquisitamente a nivel visual con el vestuario.

Tal vez un “problema”, y lo digo entre comillas, es que a veces algunas escenas son tan rápidas, que impiden que realmente disfrutes el trabajo de efectos especiales realizado, aunque se entiende perfectamente el porque son así de dinámicas.

Conclusión

Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald es un buen seguimiento a una franquicia que va viento en popa. Es una película con un tono mucho más maduro y hasta cierto punto oscuro si lo comparas con Harry Potter, pero que desafortunadamente se siente un poco incompleta, o hecha a medias, al menos en el plano argumental. Pero claro, sirve como puerta de entrada a lo que está por venir.

Las criaturas en esta ocasión tienen menos protagonismo que la primera entrega, pero los pocos minutos que toman el protagonismo, son un deleite visual.

Van dos, de cinco y a nivel personal, me está gustando mucho más que la franquicia de Harry Potter.


Agradecemos a Warner Bros. Pictures las facilidades para realizar esta reseña.



Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus.

Deja tu opinión

Descubre los videojuegos, series y películas más esperados para 2018 en Amino

El mundo de los videojuegos, series y películas, se convierte hoy en día en una de las mejores opciones de esparcimiento para grandes y chicos, los cuales buscan ser seducidos por formatos innovadores, gráficas en alta calidad, tramas interesantes, personajes que se identifiquen con ellos, entre otros factores decisivos a la hora de adquirir un […]

8

Estupendo

Pros

  • Efectos especiales, vestuario, música.
  • Eddie Redmayne y Jude Law.
  • El clímax.
  • Giros de tuerca.
  • Fan service

Cons

  • Johnny Depp parece Jack Sparrow.
  • Se siente un poco incompleta.