Heavy Fire: Red Shadow

Plataformas disponibles
Género

Acción , FPS

Fecha de lanzamiento

Octubre 16, 2018

Desarrollador

Mastiff

Director

N/A

Distribuidor

Mastiff

Encuéntralo en
Al comprar a través de éstos enlaces nos ayudas a seguir creciendo.
En Heavy Fire: Red Shadow, los jugadores se atan con las botas de combate del Sargento. Will, que sobrevivió por poco a un ataque de misiles de Corea del Norte en Guam diseñado para derribar sus defensas, y ahora se encuentra casi sin ayuda tratando de rechazar una incursión de gran escala en Corea del Norte.

Siguiendo la ola de juegos de guerra en esta temporada llega una opción más para aquellos que gustan de los balazos, pero también para quienes tienen paciencia y puntería para darle a unas prácticamente hormigas en el terreno de batalla.

¿Listo para estar detrás de una ametralladora montada y afinar la puntería?

Historia

En teoría, Heavy Fire: Red Shadow nos narra la historia del sargento Will, que sobrevivió por poco a un ataque de misiles de Corea del Norte y ahora se encuentra casi sin ayuda tratando de contener una incursión de gran escala.

Y digo que en teoría porque la realidad es que después de sentirme timado por las cinemáticas presentadas al inicio del juego que relataban una batalla infernal, la realidad es que dejé de prestarle atención al argumento. Y seguramente tú también lo harás, debido principalmente a que el juego no te da motivos para no saltarte la siguiente cinemática que se presente una vez completas el nivel. Así que, de nuevo, en teoría, ese es el argumento del juego.

Presentación

El juego nos lleva a enfrentarnos a olas de enemigos donde nuestra única misión será eliminarlos, y eso gracias a una metralleta montada que se ubica en un punto estratégico, o bien, en el centro del conflicto.

El diseño de personajes es lamentable pues realmente parecen simples marionetas programadas para disparar al punto central, o sea a ti, y nada más. No existe lujo de detalle y aunque lo tenga sería casi imposible de ver pues al final los enemigos parecen hormigas corriendo de un lado a otro, hacia a ti, o simplemente paradas en un solo lugar.

De igual manera tenemos vehículos que se limitan a mar, aire y tierra, aunque sólo estos dos últimos son los que alcanzamos a notar de cerca pues se encargan de distribuir a los enemigos cerca de donde te encuentras. Los de aire funcionan como soporte y no puedo asegurar la calidad del diseño debido a que pasan demasiado rápido y solamente se alcanza a ver la parte inferior de estos.

El diseño de sonido está decente pero tampoco es nada del otro mundo. El trabajo de voces se limita a los gritos de los enemigos y al locutor, es decir, el encargado de decirte si ya has completado la ola en cuestión, si ya vienen más enemigos y si los recursos de apoyo ya están disponibles. La música pasa totalmente desapercibida.

Los escenarios están bien, y tienen buena iluminación, aunque son algo totalmente secundario salvo que tengas que identificar específicamente a un enemigo que se encuentra disparándote de algún lugar en específico, lo cual puede dificultarse a veces, de nuevo, debido al tamaño miniatura de los enemigos. No parece un juego que se cuadre de acuerdo al tamaño proporcional de la realidad que vivimos.

Jugabilidad

Cómo mencioné, la idea de Heavy Fire es controlar una metralleta montada y eliminar a los enemigos que pueden presentarse en tus alrededores, incluidos los 360 grados por los cuales puede girar el eje del arma. Adicionalmente tendrás la posibilidad de lanzar cohetes, aunque en cantidad limitada, o bien, apoyarte en otros recursos adicionales que obtendrás cada determinado tiempo.

Cada nivel se divide en tres y a su vez cada uno contiene cuatro rondas. Cada que llegues a un checkpoint podrás volver a iniciar desde el mismo si es que mueres en combate.

Ahora, pasando al desempeño, solo puedo decir que es pésimo. Puedes mover el eje del arma con una palanca y con la otra en teoría deberías mover la puntería, sin embargo, esto puede ocasionar que descuadres el centro de la pantalla y al intentar recuperarlo simplemente quede peor de lo que ya estaba. No estoy seguro si es problema de la cámara o de la sensibilidad, pero definitivamente es un problema muy grande, por lo que, o te acostumbras, o te acostumbras. No hay otra opción, a menos que dejes de jugar claro esta.

A lo largo de los diversos niveles, que tampoco son muchos, iremos atravesando por las 12 oleadas en total. Cada que eliminemos enemigos o completemos alguna oleada obtendremos experiencia que nos servirá para subir de nivel y a su vez obtener puntos de habilidad, mismos que nos sirven para poder mejorar aspectos de nuestro protagonista, por ejemplo, mayor vida, poder recuperarnos más rápido, que nuestra ametralladora tarde menos en recargarse o incluso que deje de hacerlo, así como también aspectos de los recursos de apoyo que podrás solicitar cada determinado tiempo. Basta con que juegues la mitad del juego para obtener la mayoría de las habilidades necesarias para prácticamente ser invencible, por lo que la curva de dificultad comienza a desvanecerse pronto.

Otra opción para obtener más puntos de experiencia y más rápido será completar una serie de objetivos adicionales que te dará a conocer el locutor y que incluye eliminar enemigos con tiros a la cabeza, destruir vehículos o hacer un número de bajas específico en el menor tiempo posible.

Como mencioné también cuentas con recursos de apoyo que incluyen, entre otros, cajas de ayuda que pueden obtener misiles o vida, apoyo de infantería y ataques aéreos. Estos recursos de apoyo se irán cargando conforme avanzas en cada oleada y todas están ligadas a una misma línea de carga, es decir, si la usas en primera instancia obtendrás cajas de apoyo, pero si te esperas a que cargue hasta el final, entonces tendrás apoyo aéreo. Es importante decir que solamente podrás obtener uno de éstos, eso no quiere decir que porque esperes a que cargue toda la barra, tendrás todos los elementos de un jalón.

Además de la campaña, Heavy Fire: Red Shadow incluye un modo infinito donde tu única misión será sobrevivir al mayor número de oleadas posibles.

Conclusión

En general, Heavy Fire: Red Shadow no es un juego que tenga mucho contenido para ofrecer, pero sí horas, debido a que cada nivel te tomará al menos, 30 minutos para acabarlo. Adicional está el modo infinito, pero tampoco es la gran novedad.

Lamentablemente creo que le hizo mucha falta trabajo en el pulido de detalles no solo a nivel visual, sino principalmente en el aspecto jugable debido a la pésima experiencia que es controlar la ametralladora. Así que, si buscas una experiencia de juegos de guerra o disparos, mejor busca por otro lado.


Agradecemos a Mastiff las facilidades para realizar esta reseña.



Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus.

Deja tu opinión

Heavy Fire: Red Shadow ya está disponible en PS4, PC y VR

Mastiff anunció que Heavy Fire: Red Shadow, la próxima entrega de la serie Heavy Fire, está disponible para descargar en PlayStation 4, PlayStation VR y Steam para PC con Windows. Se lanzará en Xbox One el 19 de octubre. En Heavy Fire: Red Shadow, los jugadores se atan con las botas de combate del Sargento. […]

Heavy Fire: Red Shadow ya tiene fecha de lanzamiento confirmada

Mastiff anunció hoy que Heavy Fire: Red Shadow, la próxima entrega llena de acción de la serie Heavy Fire, que se lanzará en octubre para Xbox One, PlayStation 4, PlayStation VR y Steam para PC con Windows. Mastiff también reveló que una demo de Heavy Fire: Red Shadow estará disponible para su descarga en PS4 […]

3

Horrible

Pros

  • Mucha acción.

Cons

  • Inteligencia artificial torpe.
  • Pésima jugabilidad.
  • Excesivamente repetitivo.
  • El diseño de personajes deja muchísimo que desear.