Cargando...

 

Wii U, una consola que por alguna razón no ha sabido “venderse bien” en el mercado, una consola que muchos ya dan por muerta pero que aún tiene mucho tiempo de vida por delante y, sobre todo, grandes franquicias.En 1999 Nintendo lanzó en su consola casera N64 un juego de peleas que sobresalió por encima de todos los que habían en el mercado: Super Smash Bros. El cual involucraba a los personajes icónicos de la gran N en un estilo de juego en el que nunca los habíamos visto.

A lo largo del tiempo Super Smash Bros. ha vivido sus mejores años en las consolas caseras de Nintendo, teniendo una versión para cada una, sin embargo, esto cambió el año pasado cuando Shigeru Miyamoto anunció la llegada del título de peleas a la consola portátil 3DS haciendo lo propio para el Wii U.

Super Smash Bros. 3DS estaba disponible para probar durante el E3 2014, con el mismo estilo de personajes que se manejó en Wind Waker, corriendo a 30fps, teniendo a los mismos personajes que la versión para la consola casera y con una premisa excelente: podrías jugarlo en donde quisieras y con quién quieras.

Tuve la oportunidad de jugar esta versión dos veces durante el evento, y hablaré de ambas experiencias, pues una resultó mejor que la otra. Para empezar la fila de espera no era tan extensa pues la versión de Wii U también estaba presente y era la que sin duda acaparaba las miradas de la mayoría. Al llegar el turno de jugar una chica te explicaba los botones que se usan en la consola y en que consistía la dinámica.

Después de la pequeña introducción tocaba elegir al personaje, por probar algo nuevo elegí a Little Mac, el escenario se elegía random y mientras los demás hacían lo propio con sus personajes eras enviado a una sala de prueba donde tenías tu saco de boxeo para practicar, ¡y vaya que debías hacerlo!.

Los controles los sentí un poco confusos, pues estamos acostumbrados a utilizar A y B en una mano y utilizar el Z o L en la otra, aquí es donde yo sentí la confusión al saber que incluso X y Y eran parte de los golpes, aunque de una manera diferente. Sin embargo, la segunda vez que probé el juego me resultó más familiar, aunque sé que deberé dedicarle un poco más de tiempo de práctica.

Lo interesante era ver cómo se desenvolvía el juego durante las peleas, como mencioné anteriormente, el escenario era random y al jugar en dos ocasiones me tocaron diferentes, pero quiero describir la experiencia de cada uno:

  1. No recuerdo exactamente el nombre del escenario que me tocó, lo que sí recuerdo perfectamente es que lo odié, para empezar el escenario era bastante grande y por ende la cámara debía hacer una toma más abierta para poder tener a todos los personajes en escena, al suceder esto era extremadamente pequeña la vista que tenías de ellos pues parecían más unas pulgas que unos luchadores. Hablando de Little Mac, en lo personal fue un personaje que no me gustó, pues sentía que sus movimientos como boxeador a veces eran un poco lentos, además su ataque tipo K.O es similar al de Marth o Ike, cuando recargan su espada, la mayor diferencia es que con ellos puedes soltar el botón en cualquier momento y ejecutarán el ataque,con Little Mac no, tiene que realizar su carga completa para que realice el movimiento.
  2. El segundo escenario que me tocó resultó un poco mejor, los personajes cabían perfectamente en una toma cerrada, la cual sólo se abría cuando un personaje abandonaba la plataforma, sin duda esto fue mucho más cómodo y fue ahí donde cambié de opinión acerca del juego, pues lo sentí más acorde a lo que estamos acostumbrados. En esta ocasión jugué con Mario, sus movimientos básicamente siguen siendo iguales a los de SSB Brawl, pero ahora dando un poco más de presencia al ataque de agua que sin duda retomaron de S. Mario Sunshine.

La parte que a mi parecer fue “fea” es lo que vemos en la pantalla inferior, pues solamente vemos datos como: conexión, ¿hora?, nombre de la consola y ya, tal vez esto lo vemos ahora porque la versión no es la que tendremos en unos meses en nuestras manos, pero sin duda, es algo que por lo menos a mi me llamó la atención, pues siento que ese espacio podría aprovecharse para algo más que solamente detalles técnicos que a nadie le interesa (salvo a la empresa).

Perfectamente Super Smash Bros. será una compra obligada para la consola portátil, y más porque será la primera versión en lanzarse este octubre, ya que la versión de Wii U llegará hasta finales del año (diciembre). ¿Alguien va a comprar un 3DS solo porque tendrán Smash Bros. para llevárselo a donde quieran?


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus Media.

Deja un comentario