Si nos vamos un poco hacia atrás, a los tiempos del NES, SNES, veíamos títulos nuevos en corto tiempo, claro, algunos mejores que otros, pero eso no detenía a las compañías a seguir creando videojuegos, incluso algunas de ellas se atrevían a sacar tres o cuatro títulos anualmente, ya que antes, las franquicias no eran tan importantes como el día de hoy.

Actualmente hay IPs intocables en el mercado y que seguirán por los siglos de los siglos saliendo en cada generación de consolas, la historia era diferente en aquellos tiempos cuando cada año teníamos nuevos nombres, nuevas historias y retos, que nos mantenían en el sillón por horas.

El año anterior estuvimos frente a entregas fenomenales, lo iniciamos con Resident Evil 7 y posteriormente vivimos la increíble experiencia de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, y entre estos salieron más juegos con un excelente recibimiento por parte de los consumidores, fue uno de los mejores inicios de año en la industria, y lo terminamos, igualmente, de buena manera, recibiendo Super Mario Odyssey, Assasin’s Creed Origins, Xenoblade Chronicles 2, entre otros; pero de los videojuegos antes mencionados y vistos durante este ultimo año, ¿cuántos de estos han sido IPs nuevas?

Se ha hablado mucho que el desarrollo de los videojuegos ha aumentado su costo monetario, y que los riesgos que tomen las compañías pueden ser un paso en falso tan grande, que puede ocasionar el cierre de la misma, como hemos visto en meses anteriores con estudios como United Front Games, Evolution Studios, y Visceral Games, conocidos por hacer Sleeping Dogs, Drive Club y Dead Space respectivamente, este último dejando en el aire el Project 1313 de Star Wars que hasta un mini teaser se había enseñado con anterioridad.

Esto hace que el crear nuevas propiedades intelectuales sea difícil en la actualidad, Guerrilla Games el año pasado nos dio un gran videojuego como Horizon Zero Dawn, que aparte del avance que hicieron al crear una nueva IP, también logró de manera excelente adaptarse a un género al que no estaban acostumbrados, ese tipo de decisiones te pueden llevar a la quiebra o a la gloria, aunque claro, hay estudios que se pueden dar el lujo de tener fracasos en la industria, pero tristemente solo son pocos.

Actualmente, el mundo de los videojuegos pasa por distintos baches, los juegos sufren de falta de tiempo de desarrollo, y al sacarlos al mercado las compañías pierden millones de dólares, cosas como esas, hacen que la industria sea precavida, y tome menos riesgos, por lo tanto está difícil que en un periodo de un año tengamos más de dos nuevas propiedades intelectuales, y soy optimista con el número.

Cada año tenemos entregas seguras que ya muchos conocemos, sus respectivas bases de fans simplemente esperan la fecha, abrir la cartera y tenerlo en sus consolas lo antes posible, y está bien, sigue siendo negocio para ellos y una entrada segura de dinero cada año, pero se agradece enormemente la creación de IPs, ya que hace que nosotros como consumidores tengamos más variedad al poder elegir, y el probar nuevas situaciones que nos presente ese juego nuevo.

Y tú, ¿crees que la industria simplemente está en una zona de confort desde hace tiempo, o ya es muy peligroso el crear una propiedad intelectual nueva?


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus.

Deja un comentario