Estamos a pocos días del estreno de Tomb Raider, la nueva película de la heroína favorita de los videojuegos que vio su renacer en 2013 con el reboot de la franquicia de los videojuegos de la mano de Crystal Dynamics.

Y justamente para celebrar este próximo estreno el 16 de marzo en cines de México, Warner Bros. Pictures organizó una alfombra roja en la ciudad de México en la plaza Oasis Coyoacán ubicada al sur de la ciudad, la cual se engalanó con la presencia de Alicia Vikander, quien ha sido la elegida para traer de vuelta a la vida a la pantalla grande a esta intrépida aventurera.

Como única invitada, y la realidad es que no hizo falta tener mucha más presencia, Vikander llegó puntualmente a las 7pm para saludar a todos aquellos medios y fans que nos encontrábamos esperándola para no solo saludar, también conocer el gran trabajo que tuvo que realizar para poder llevar a este personaje a la pantalla grande.

Vikander se tomó el tiempo, primeramente, de saludar a los hosts del evento quienes le preguntaron cosas referentes a la película, como el tiempo que tuvo que entrenar especialmente para las escenas de acción, lo que significa para ella darle vida a este personaje que significa mucho para los videojugadores, y sobretodo como ella se identifica con la heroína.

Posteriormente, la producción tenía preparada una sorpresa para la actriz ganadora del Oscar, y es que 50 mujeres se encontraban ahí, haciendo cosplay de Lara Croft, como un pequeño tributo a la actriz con quienes se tomó la respectiva fotografía de recuerdo.

Para finalizar, y mientras los hosts se encargaban de otorgar regalos a todos los asistentes como mochilas o playeras, e incluso pases dobles para la función que se realizaría ese mismo día, Alicia Vikander se tomó el tiempo para recorrer la alfombra roja y persona a persona, tomarse selfies, autografiar los regalos que sus fans tenían para ella, así como también poder platicar con la prensa.

Y justo cuando creíamos que había terminado, Vikander decidió prácticamente darle otra vuelta a la alfombra roja para de nuevo, dejarse querer y consentir a los que por horas habían estado a la espera de su llegada.

Para finalizar, Alicia autografió un cuadro pintado por una artista mexicana, misma que se ganó uno de los asistentes al evento.

A pesar de que la alfombra parecía relativamente corta, el hecho de que Vikander se diera el tiempo para pasar con prácticamente cada uno de los asistentes simplemente habla muy bien de lo noble que es la nueva Lara Croft, y prácticamente hizo suya esa noche.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Agradecemos a Warner Bros. Pictures las facilidades para realizar esta reseña.

Deja un comentario