Cargando...

Durante un evento realizado para los medios por parte de Bandai Namco para toda la región de Latinoamérica, tuve mi primer acercamiento con la saga de Dark Souls y su primo Bloodborne, ya que nunca me habían llamado la atención y porque básicamente había escuchado que solo me iba gustar si me gusta sufrir.

Pero gracias a nuestros amigos de Bandai tuve la oportunidad de tener un probadita de este título y he de decir que el juego en sí me pareció complicado, no de jugar, sino de mover al personaje. Sin embargo una vez que le vas agarrando la onda… sigue igual de difícil, pero no quiere decir que por esto me haya parecido aburrido, por el contrario me pareció bastante entretenido ya que hay muchos factores que te pueden ayudar o perjudicar.

Entre esos factores se encuentran el peso de tus armas y armadura, ya que estos te alentarán en tus movimientos y a mi parecer creo que es una buena manera de crear una estrategia, ya que a pesar de ser más lento, repartes un daño mayor y esto tanto puede ser bueno como malo ya que si no tienes un control bueno del personaje serás un blanco fácil para los enemigos. Yo al ser nuevo con esta franquicia opté por engolosinarme con la espada pesada y  morir en varias ocasiones.

Gráficamente hablando creo que no se puede pedir mas ya que se ve genial y creo que se explotó bien la capacidad de la consolas de nueva generación. Un título que sin dudarlo tendré en mi biblioteca ya que se me hizo muy entretenido, creo que es buen momento para hacerle caso a sus predecesores.


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus Media.


Agradecemos a Bandai Namco las facilidades para realizar este hands on.

Deja un comentario