Gears of War: Sobreviviendo al multijugador

Esta semana con la llegada de Gears of War: Ultimate Edition tanto los fans de hueso, como los nuevos jugadores podrán revivir las aventuras de Marcus Fenix, el protagonista de esta historia quien, junto con el escuadrón Delta, se embarcarán en una misión suicida para ponerle punto final a la guerra contra la temible y devastadora horda de los Locust, todo esto en un fantástico remake con mejoras gráficas que hacen que los escenarios sean mucho más coloridos y vívidos a pesar de la destrucción y ni hablar de los personajes, quienes lucen más expresivos y espectaculares, dejando atrás los diseños semi acartonados de la versión original.

Pateando traseros en alta definición.

Pero más allá de su fantástica campaña llena de acción, disparos y moto-sierras por doquier, uno de los puntos fuertes que ha caracterizado a la franquicia de Gears of War es su componente multijugador. Si pensamos que en un principio el modo multijugador fue incluido casi al final de su producción como un simple relleno para complementar el juego, al final resultó tuvo un éxito rotundo, al grado de que en entregas posteriores se integraron aspectos como un sistema de experiencia por niveles, nuevos modos de juego, medallas que se desbloqueaban conforme a la habilidad del jugador e incluso se incorporaron personajes femeninos.

Uno de los puntos fuertes que ha caracterizado a la franquicia de Gears of War es su componente multijugador.

Afortunadamente para los jugadores más experimentados, el modo multijugador en Gears of War: Ultimate Edition mantiene la esencia sólida que caracterizaba en la versión de Xbox 360, sin (hasta el momento) los molestos glitches que algunos jugadores implementaban para sacar ventaja. Dentro de los modos de juego, encontramos los clásicos Warzone, Execution, Assassination y Annex, con la adición de tres nuevos modos: Team Deatmatch, King of the Hill y 2 v 2. En todos los modos de juego, con excepción del último mencionado, los equipos se conforman de 4 vs 4 (humanos contra locust) y todos cuentan con dos armas predeterminadas: el rifle Lancer y la escopeta Gnasher las cuales, gracias a Ultimate Edition, podremos “pimpear” antes de iniciar la partida. Con respecto al apartado de personajes a elegir para las partidas, tendremos personajes adicionales como Anya y Marcus sin armadura, por ejemplo, para darle más variedad al rooster del multijugador y, sobre todo, contamos con una gran cantidad de mapas que elegir, tanto los originales como los que en su momento fueron contenido descargable.

Si eres nuevo y conseguiste tu copia de Gears of War: Ultimate Edition, querrás adentrarte de lleno a su multijugador adictivo. Sin embargo, debes estar consciente de que te toparás con muchos veteranos, así como también con algunos jugadores profesionales, por lo que te patearán el trasero en incontables ocasiones. Por ello, les daremos algunos tips para mejorar tu estilo de juego sin que te serruchen con la Lancer en el intento.

La cobertura es esencial

La regla de oro de todo Gears es la cobertura. Si bien es cierto que las partidas son muy frenéticas, cubrirte te salvará la vida en muchas ocasiones. Además de protegerte de las balas y de no terminar como (spoiler alert) Carmine, también te servirá para esconderte del equipo rival, con el fin de capitalizar el factor sorpresa cuando estás en desventaja numérica. Todos los mapas están diseñados con objetos y superficies en las cuales podrás cubrirte, como si se tratara tal cual de una partida de gotcha (principal fuente de inspiración de Gears of War), pero debes tener cuidado, ya que si permaneces mucho tiempo en un lugar, el equipo contrario no tardará en encontrarte para hacerte añicos, así que muévete con cautela.

Hasta un dispensador de periódicos te podrá servir de cobertura.

Conoce a tus nuevos amigos, Gnasher y la recarga activa

Como dice el dicho, el mejor amigo de un soldado es su rifle, pero dentro de Gears of War, eso suele ser distinto. Sabemos que el rifle Lancer es un arma muy útil para largas distancias y, con su motosierra integrada, puedes cortar a un contrario a la mitad, de la formar más sangrienta que jamás te hayas imaginado. Sin embargo, y aunque a muchos no le guste, la mayor parte de las partidas se resuelven a base de escopetazos. La escopeta Gnasher será tu compañera en las situaciones más difíciles, en especial cuando estás uno contra uno en un lugar cerrado. Otro elemento que nos será de mucha utilidad y hace una excelente combinación con la Gnasher, es la recarga activa; ésta se lleva a cabo al momento de recargar cualquier arma. Al presionar el botón de recarga en el momento justo, obtendremos un bono de daño de forma temporal, por lo que debemos aprovechar la ocasión para realizar el mayor daño posible al rival.

Gnasher + recarga activa exitosa = ¡Boom!

Si armas grandes quieres, aprender a dominarlas debes

Como se habrán dado cuenta, el escuadrón Delta dispone de un buen arsenal para acabar con la horda Locust. Afortunadamente, todas las armas están presentes en el modo multijugador, desde el clásico rifle francotirador Longshot hasta el arma satelital por excelencia de la Coalición: el martillo del alba. Conseguir estas armas dentro de las partidas es cuestión de vida o muerte, ya que pueden significar una ventaja favorable para cualquiera de los dos equipos. Sin embargo, dominarlas no es tarea fácil. Tomemos como ejemplo el Longshot, un arma poderosa, capaz de reventar cabezas como si se tratasen de calabazas, aunque también es de las más difíciles de dominar. Como un buen rifle francotirador, cuenta con una mira telescópica que nos permite ver a los enemigos desde lejos, sin embargo, nuestro campo de visión se limita solamente al objetivo, dejándonos vulnerables ante emboscadas nada amigables. Una de las recomendaciones de jugadores más experimentados es no recurrir tanto a la mira telescópica y tratar de anticipar los movimientos para lograr hacer un tiro perfecto o al menos para causar suficiente daño para que tus compañeros se hagan cargo del objetivo. Como dice el dicho, la práctica hace al maestro, por lo que deberás tener paciencia para dominar o especializarte en un arma en concreto.

El lanzagranadas Boomshot es capaz de eliminar a 2 contrarios a la vez, así que sé sabio y no desperdicies balas.

Trabajo en equipo, clave para la supervivencia

El trabajo en equipo ha sido la columna vertebral de la gran mayoría de los juegos competitivos en línea, y en Gears of War no es la excepción. Tener un plan de ataque y apoyarse mutuamente es esencial para poder salir victorioso dentro de las partidas. Aunque también existe el otro lado de la moneda con los lobos solitarios. Si eres uno de ellos, lo más recomendable es que estés a la par con tu equipo, porque el irte por tu cuenta tratando de acabar con el equipo contrario no solo sería una muerte suicida, sino que también significará la derrota para tu equipo. Para poner en práctica las tácticas y el trabajo en equipo, te recomiendo seleccionar modos de juego como Annex, King of the hill y Assassination, ya que éstos se basan en el cumplimiento de captura de objetivos, sobre todo en el último modo mencionado, donde debemos defender al miembro líder y acabar, valga la redundancia, con el líder contrario. Como mencioné anteriormente, la organización es clave para salir victorioso.

Si tu equipo hace las cosas bien, serán los más temidos y respetados.
Si tu equipo hace las cosas bien, serán los más temidos y respetados.

La segunda regla de oro: diviértete

Sí, a veces darás el grito al cielo del coraje que harás cada vez que te maten y el niño rata que todos llevamos dentro despertará para hacer de las suyas, pero como todo buen videojuego, lo importante es divertirse, de pasar un buen momento mientras juegas con tus amigos y reírte de tus propias muertes (así como la de los contrarios).

Puede decirse que tendremos más Gears of War, en especial con la llegada próxima de Gears 4, el cual se estima que saldrá para el próximo año. Mientras el año transcurre, puedes disfrutar de este gran clásico del gaming contemporáneo que marcó una tendencia desde la generación pasada.


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus Media.

Deja un comentario