Resident Evil HD Remaster: un clásico en alta definición

El survival horror ha tenido grandes exponentes con el paso de los años, tales como Fatal Frame, Siren, Alone in the Dark y otros más contemporáneos como SOMA, Outlast y The Evil Within. Ya hablamos de Silent Hill y, siguiendo conmemorando al mes del terror, hoy hablaremos de un juego que sentó las bases de este género, quien está inspirado en otro clásico de culto, Sweet Home: Resident Evil.

Un clásico que nunca muere.
Un clásico que nunca muere.

Desarrollado y publicado por Capcom, Resident Evil fue lanzado en 1996 como exclusiva de Playstation y, con el pasar de los años, ha aparecido en diversas plataformas, pero fue en el 2002, que Capcom llegó a un acuerdo con Nintendo para que los juegos de la franquicia fuesen una exclusiva Resident Evil para, en ese entonces, su nueva consola Gamecube y, para celebrarlo, Capcom decidió lanzar la primera entrega del equipo STARS al cubo. Pero este no era un simple port, el juego sufrió un rediseñó por completo: presentando nuevas gráficas que lucían muy bien y con adiciones que estaban planeadas en el juego original, pero debido a las limitaciones técnicas de la época, por lo que fueron descartadas al final. Quizás en estos tiempos suene raro, pero Capcom se esmeró mucho con este remake, convirtiéndose en una de las entregas favoritas de la serie.

A principios de este año, Capcom lanzó de forma digital este fantástico remake, con el nombre de Resident Evil HD remaster. Es la misma experiencia que vivimos en el cubo, con la adición de un nuevo esquema de control (les recomiendo el input original), un pequeño retoque en los gráficos y puede jugarse en una resolución en 1080p con la opción de widescreen para sacarle provecho a las pantallas de alta definición. No falta decir que éste relanzamiento causó furor en los fans y en las nuevas generaciones, convirtiéndose en un gran éxito.

Una asombrosa (y terrorífica) manita de gato.
Una asombrosa (y terrorífica) manita de gato.

La historia ocurre en el año de 1998, hechos sin explicación ocurren a las afueras de Raccoon City, un pequeño pueblo en Estados Unidos, la policía ha encontrado innumerables cuerpos mutilados, causando temor en la población; por ello, la unidad especial de la policia conocida como STARS (Special Tactics and Rescue Service por sus siglas en inglés) se hace cargo de la situación. STARS envía al equipo Bravo al bosque cerca de las montañas Arklay, lugar donde ocurrieron las muertes, pero han perdido comunicación con ellos, por lo que el equipo Alpha es enviado a investigar lo ocurrido. Al arribar a la escena para encontrar sobrevivientes, son emboscados por criaturas desconocidas, matando a un miembro del equipo en el proceso. Al tratar de huir, los miembros restantes de Alpha encuentran una mansión en medio del bosque para poder reagruparse, sin saber que ese sólo era el comienzo del horror.

Las cosas se pondrán muy feas.

Tal y como en el juego original, podremos seleccionar a uno de 2 personajes: Chris Redfield o Jill Valentine. Si bien es cierto que ambas aventuras son similares, ambos personajes tienen ciertos aspectos que hacen que la experiencia se sienta completamente diferente. Tomemos como ejemplo a Jill: es un personaje bastante completo y es ideal para los principiantes. Jill es conocida por sus compañeros como la maestra de las cerraduras, ya que siempre trae consigo una ganzúa (lockpick), permitiéndole abrir puertas y cajones con cerrojos simples. En cambio Chris es un poco más complejo, ya que para abrir las puertas que Jill abre con facilidad, necesita encontrar llaves pequeñas que se encuentran escondidas en lo más recóndito de la mansión. Y no solo se trata de llaves, también se ve reflejado en ciertos puzzles, ya que Chris necesitará ayuda de un compañero para poder resolverlos, cosa contraria con Jill.

Los puzzles son la parte esencial de Resident Evil.
Los puzzles son la parte esencial de Resident Evil.

Y el apartado estético no fue lo único que sufrió cambios, las mecánicas de juego también sufrieron ciertos cambios que fueron bien recibidos por la crítica. En las entregas anteriores, normalmente bastaba con llenar de plomo a los muertos vivientes para que ya no siguiesen dando problemas. Sin embargo, no bastará con dispararles para deshacerte de ellos, ahora tendrás que incinerar los cuerpos para eliminarlos por completo, de lo contrario éstos revivirán posteriormente con más fuerza que nunca. Para ello, necesitamos 2 items esenciales: el encendedor y una pequeña cantimplora que podemos llenar de keroseno; podremos encontrar botes de este líquido inflamable en algunos save rooms o en algunos cuartos de la mansión, pero debes tener en cuenta que éstos botes no son infinitos, en especial en las dificultades más altas, por lo que deberás ser sabio e incinerar a los zombies en las zonas a las que regresarás constantemente (y cuidar el espacio en tu inventario).

Si no incineras a los zombies después de abatirlos, éstos se convertirán en Crimson Heads.
Si no incineras a los zombies después de abatirlos, éstos se convertirán en Crimson Heads.

También podremos usar ítems de defensa personal cuando estamos en manos de un zombie u otro enemigo que, al usarlos en el momento preciso, podremos librarnos de sus garras para huir o darles el tiro de gracia. Entre estos ítems podemos encontrar dagas, pistolas aturdidoras y granadas cegadoras, que explotan después de un tiempo al implantarla en la boca de los enemigos, provocando una muerte instantánea.

El apartado gráfico, como mencioné anteriormente, es lo que dio vida a este remake. Las gráficas lucen de forma asombrosa, la atención al detalle y los efectos de luz hacen que la mansión realmente luzca aterradora. Y ya que hablamos de la mansión, se incluyeron nuevos cuartos y otros fueron rediseñados. Tomemos como ejemplo el estanque subterráneo: en el juego original, éste se reducía en un pasillo rectangular de concreto sin chiste con un poco de agua que dificultaba nuestros movimientos y suficientemente para que los Neptune pudieran cazarte. En el remake, el estanque es una trampa mortal, ya que ahora cuenta con un subnivel y, como en el original, está completamente inundado, por lo que debemos tener cuidado con los Neptune, porque además de causar una gran cantidad de daño, son capaces de enviarnos al fondo y pues, se acabó el juego.

Tiburón a la vista, ¡huye!

Sin caer en fanboyismos, Resident Evil HD Remaster es hermoso. Claro, como todo, no es perfecto, pero podemos ver cómo el equipo de desarrollo puso su corazón y esfuerzo en brindarnos un gran juego desde que este remake llegó al Gamecube años atrás. Es cierto que la franquicia, al igual que otras muy queridas, ha decaído con el pasar de los años, dejando atrás el survival horror para optar por la acción, causando descontento en los fans. Pero nos deja un mensaje muy claro, los clásicos nunca mueren; Resident Evil 0 saldrá a la venta en forma digital en Enero y, gracias a los fans, Capcom anunció que hará un remake de Resident Evil 2, que hasta el momento no tiene fecha de salida. Si nunca tuvieron la oportunidad de probarlo en Gamecube, este es la oportunidad perfecta para hacerlo, en especial en estas fechas próximas a Halloween. Pueden conseguirlo de forma digital en PC, en la Marketplace de Xbox 360 y One y también dentro de la Playstation Store en PS3 y PS4.

 


Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus Media.

Deja un comentario