Skullcandy Indy

Plataformas disponibles
Género

Earbuds

Fecha de lanzamiento

Junio, 2019

Desarrollador

Skullcandy

Director

N/A

Distribuidor

Skullcandy

Encuéntralo en
Al comprar a través de éstos enlaces nos ayudas a seguir creciendo.
Siéntete conectado, no atado con los auriculares Indy.

El mercado de los audífonos inalámbricos está creciendo a pasos agigantados, tanto tal vez como el de los smartphones, al grado que ya casi cualquier empresa quiere hacer su propia versión de estos aparatos que nos brindan principalmente un escape de la realidad y la posibilidad de disfrutar de nuestra música favorita.

Skullcandy es una empresa que desde sus inicios se ha dedicado a brindarnos experiencias y recientemente lanzaron en México los Indy, su nueva apuesta por earbuds que prometen una gran calidad a un precio relativamente bajo y competitivo.

¿Qué tal funcionan? ¿Cómo se comparan con otros audífonos del mismo estilo? ¿Es real su garantía de dos años?

Diseño conocido, comodidad mejorada

Skullcandy Indy pertenecen a la categoría de earbuds y si bien no son los pioneros, sí hacen su esfuerzo para competir en un mercado bastante peleado.

Su diseño es obvio, y recuerda demasiado a los AirPods de Apple, y tengo que decirlo principalmente porque a mi me encantó el diseño de la primera versión de los audífonos de la empresa de la manzana y ya tenía bastante tiempo intentando buscar una opción similar en diseño, pero mucho más económica y sobretodo con gran calidad ya que también soy de los que piensa que los productos de aquella empresa están a sobreprecio muchas veces.

Sin embargo el diseño no es 100% igual, pues a diferencia de los primeros AirPods que cuentan con la forma de la bocina, los Indy cuentan con una patita un poco más alargada en la bocina que permite insertarlos mejor en el oído y garantizar mayor comodidad. Además cuenta con dos tipos de gomas, las primeras son las que van justamente en la bocina y de las cuales se incluyen tres diferentes tamaños, chico, mediano y grande, para que puedas adaptarlos a tus necesidades. Las gomas son resistentes, al grado que al estar ocupando unas durante dos días éstas me terminaron lastimando el oído lo cual me hizo percatarme que no eran el tamaño ideal para mí. El otro tipo de goma viene en la parte superior del earbud y es para lograr un mayor agarre en la parte de arriba de tu oído, lo malo podría ser es que ésta goma solo viene en un tamaño y si no se te hace cómoda, siempre podrás removerla.

El agarre en general es bastante bueno para el oído, de hecho lo hemos estado probando tanto mi novia como yo y no hemos tenido problemas grandes en cuestión de estabilidad. A tu servilleta por ejemplo se le ha pasado a caer un par de ocasiones en casi tres meses de estar usando el dispositivo mientras que a mi novia la única vez que ha casi sufrido esa desgracia la solucionó removiendo la goma superior de los audífonos.

El color viene en dos tonos, un negro y gris mate en la parte exterior e interior respectivamente y al tiempo que llevo ocupándolos no han sufrido desgaste, a pesar de que los ocupo casi todos los días e incluso han estado expuestos a sudor y lluvia ligera en varias ocasiones ya que cuentan con certificación IP5 contra agua, polvo y sudor.

Estabilidad y conexión

Los audífonos cuentan con única conexión de Bluetooth 5.0 lo que tal vez signifique una desventaja para aquellos que buscan una conexión NFC, pero que sin embargo no representa un problema mayor hoy en día ya que el Bluetooth sigue siendo una de las tecnologías más usadas.

La conexión es bastante sencilla, basta sacar ambos audífonos de su caja de carga, primeramente el derecho y luego el izquierdo, y esperar a que automáticamente se enciendan y se emparejen. En esta ocasión, a diferencia de otros audífonos, el auricular principal es el derecho, por lo que la conexión digamos depende enteramente de éste. Es importante mencionar que el derecho es el principal ya que si quieres utilizar un solo audífono la recomendación de la empresa es que sea el derecho y además su función como un solo auricular sera en modo mono, no estéreo.

Durante todo el tiempo que he usado los audífonos, desde salir de casa, viajar en transporte público, caminar hacia la oficina, en horario laboral y hasta finalmente tomar una bicicleta con rumbo hacia mi hogar, la conexión ha sido estable en un 95% del tiempo, dejando el último 5% a intermitencias por ejemplo cuando estoy en un lugar de la calle donde hay muchas cámaras de vigilancia o conexiones de otros edificios que causan ligeras desconexiones. Dichas desconexiones suelen pasar, al igual que con otros audífonos, en ambientes donde normalmente habrán otros objetos que puedan causar interferencia, y es algo totalmente normal, y que además se recupera automáticamente una vez te alejes de dicho lugar u objetos.

Otro problema que me sucedió y que posteriormente «descubrí» como solucionar fue al usar los Indy en mi computadora, y que al momento de acabar mi horario laboral, simplemente deshacía la conexión con la laptop para posteriormente conectarlos a mi teléfono y continuar escuchando música. El problema es que al hacer este cambio de dispositivo emisor muchas veces los earbuds terminaban apagándose después de dos o cinco canciones sin razón alguna. La primera «solución» que encontré fue simplemente depositarlos nuevamente en su caja de carga, esperar unos segundos, y volver a conectarlos, pero con el tiempo descubrí que también puedes solucionar este error con tan solo apagar cada uno de los audífonos, esperar unos segundos, y volver a conectarlos, y el «error» habrá desaparecido.

Algo curioso que no me explico porque pasa es que puedo conectarlos a equis dispositivo. Y todo marcha bien, sin embargo de repente, tal vez a la media hora o más después de establecer la conexión por primera vez, pareciera que los audífonos «vuelven a conectarse» y me brindan una experiencia «mayor», algo así como que le subas el volumen o ajustes la música sin razón alguna. Un «salto» extraño pero que no arruina para nada la experiencia, y sobretodo no causa desconexiones como la antes mencionada.

En cuestión de llamadas la conexión no es muy estable, aunque también varía dependiendo de muchas cosas, la estabilidad de la red celular, las interferencias que pueden haber con el Bluetooth e incluso si te encuentras en un lugar cerrado, abierto, ruidoso o silencioso. Los Indy cuentan con micrófonos duales con reducción de ruido activa para una mejor claridad de voz durante las llamadas telefónicas, pero de nuevo, depende mucho de otros factores. De las llamadas que he hecho y he recibido, he experimentado de todo, algunas se escuchan súper claras y pudimos platicar por bastantes minutos sin problema, mientras que otras de plano la otra persona no me escuchaba o me decía que la llamada se «estaba cortando», así que tal vez para hacer y recibir llamadas no sea la mejor opción usar estos audífonos.

Batería, duración y garantía

Skullcandy nos promete hasta 16 horas de duración total, que podemos dividirla en dos partes, tres cargas que completas que nos ofrece la cuja tal cual, y una carga completa para los audífonos en sí. Esas «hasta 16 horas» siempre hay que ponerlas en duda pues dependerá del uso que le des a los dispositivos. De vez en cuando suelo escuchar música usando todo el volumen de los Indy y eso podría darme unas dos horas de duración nada más, pero si los ocupas en un volumen medio bajo, la duración tal vez suba hasta las tres horas y media, y tengo que admitir que no recuerdo que un día realmente me haya durado cuatro horas.

Las otras tres cargas te las da la cuja, la cual cargará los audífonos al 100% en solo una hora o tal vez un poco más, mientras que recargar la cuja hasta su máximo de cargas adicionales será posible en poco más de dos horas. En mi uso diario la batería completa, tanto de los audífonos como de las cargas adicionales suele durarme poco más de dos días, haciendo un total aproximado de unas catorce horas, que tampoco es muy lejano a la promesa de las dieciséis que promete la marca.

Los audífonos han sufrido caídas de una altura de poco más de un metro en diversas ocasiones y hasta el momento no presentan problemas, o al menos no problemas físicos ni evidentes. La cuja también ha sufrido caídas tanto vacía como con los audífonos y tampoco presenta problemas evidentes hasta el momento, salvo claro los rayones típicos del uso al estar guardándolos en diversos lugares como mochilas, cajones, entre otros. La cuja está hecha de un plástico bastante resistente y cuenta con tres leds indicadores que presenta un color blanco para indicar que tiene carga disponible, de lo contrario aparecerá apagado si ya no tiene, o incluso parpadeará si estás cargando el dispositivo.

Los audífonos a su vez cuentan con un led indicador de dos colores, blanco para cuando se encienden y se están emparejando y rojo para cuando los apagas, reinicias o los estás cargando en su cuja correspondiente. Dicho led permanecerá apagado durante su uso lo cual garantiza que no drenará tu batería a lo tonto.

Skullcandy Indy cuenta con controles touch en cada audífono. Dejando presionada la parte posterior a la bocina durante unos segundos te permitirá prender o apagar el earbud, presionar dos veces el derecho te permitirá pausar o darle play a una canción, mientras que presionar una vez te permitirá subir o bajar el volumen con el derecho o izquierdo respectivamente. Adicionalmente podrás saltar o retroceder una canción dejando presionado el derecho o izquierdo durante unos dos o tres segundos.

Algo que mencionamos en nuestro unboxing y que vale la pena destacar es la garantía del producto por parte de la marca. Para no hacer el cuento largo, tuvimos un problema con el primer par de audífonos que compramos con la marca ya que uno de los earbuds simplemente no podía mantener la conexión por más de dos segundos. Levantamos nuestra queja ante la página web, enviamos el producto como nos indicaron, y Skullcandy nos envío de regreso un paquete totalmente nuevo. Esta situación hizo que se genere un ambiente de confianza mucho mayor entre nosotros y la empresa ya que creemos que es algo que no cualquier marca está dispuesta a hacer, y que claro, demuestra el compromiso de la marca con sus consumidores.

Conclusión

Skullcandy Indy son un par de earbuds que valen la pena si estás buscando una experiencia inalámbrica a bajo costo pero con una calidad casi garantizada. La estabilidad de conexión, la duración de la batería considerablemente alta, la comodidad y en lo personal el diseño con el que cuentan hacen de este un producto muy completo y competitivo hoy en día.

Detalles que le hacen falta para ser considerados tal vez de gama alta son por ejemplo la ausencia de noise cancelling y tal vez más control sobre el ecualizador de los audífonos como lo hace la competencia, aunque tal vez ésta función no sea primordial para muchos.



Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus.

Deja tu opinión

La herramienta perfecta para disfrutar Halo 5 son los Skullcandy Halo 5: Guardians Edition Smokin’ Bud 2

  Con el próximo lanzamiento de Halo 5: Guardians también llegarán productos que te permitirán disfrutar mucho más la experiencia de juego, uno de esos productos son los nuevos headsets de Skullcandy que han sido diseñados a la par de 343 Industries y que viene en un color negro chromo con acabado mate y detalles en color azul metálico.Te […]

8

Estupendo

Pros

  • Buen diseño.
  • Ergonomía y agarre.
  • Livianos y resistentes al sudor y polvo.
  • Precio competitivo para una calidad interesante.

Cons

  • Las gomas para los audífonos pueden no ser funcionales para todos.
  • Pequeños "saltos" en la conexión.