Per Aspera

Plataformas disponibles
Fecha de lanzamiento

Diciembre 3, 2020

Desarrollador

Tlön Industries

Director

N/A

Distribuidor

Raw Fury

Encuéntralo en
$
Al comprar a través de éstos enlaces nos ayudas a seguir creciendo.
En Per Aspera los jugadores intentan ganarse una nueva vida en Marte, pero el avance de hoy sugiere un misterio más grande: no eres el primero en intentar esta misión...

Los juegos de gestión tratan siempre de ofrecernos algo diferente por hacer, desde organizar un imperio, una granja, una central de trenes y ¿por qué no? La colonización de Marte.

En Per Aspera no sólo podrás conocer la superficie del planeta rojo, sino que también podrás probar suerte creando una urbe lista para vivir.

La pregunta es, ¿tienes lo que se necesita para lograrlo?

Historia

En Per Aspera damos vida a una inteligencia artificial llamada AMI cuyo trabajo consiste en establecer una colonia autónoma en Marte con el fin de prepararla para una presencia humana a la par que la hace apta para la vida «terrestre».

La historia de AMI se desarrolla en transmisiones de audio con la voces en off que incluye a Troy Baker, Phil LaMarr, Laila Berzins, Yong Yea, Lynsey Murrell y Nneka Okoye y los diálogos se enfocan más en una serie de opciones morales que se ramifican, algunas simples, otras complejas, y que conducen a una serie de pequeñas historias, un misterio central más grande y varios finales diferentes.

Por lo anterior, este no es «otro juego de gestión» donde solo debes preocuparte por gestionar bien los recursos, aquí realmente hay un argumento que te mantendrá al tanto más allá de solo ver a tus robots moverse o tus recursos agotarse.

Presentación

El juego presenta un estilo visual muy bonito y hasta cierto punto simple. Tenemos obviamente a Marte como el centro de la pantalla donde podemos hacer zoom out para ver todo el planeta en su esplendor o hacer zoom in para explorar a todo el detalle de la superficie marciana o explorar por zonas un poco más amplias. Esta navegación se me hace muy intuitiva y despierta el interés de querer avanzar los más pronto posible en el juego para poder conocer esos lugares recónditos que esconde el planeta rojo.

La interfaz de usuario es bastante sencilla y fácil de entender y afortunadamente no creo que tenga elementos adicionales que causen demasiado ruido o estén ahí aunque no los necesites, por ejemplo en la parte superior existen diferentes filtros para ver el mundo, desde la perspectiva de mantenimiento, una general o incluso aquella que demuestra la energía que estamos generando y consumiendo. Además de este lado tenemos un contador que indica el tiempo que llevamos en Marte, como los años y el mes. En la parte inferior podemos ver la cantidad de recursos que tenemos, del lado izquierdo la cantidad de energía, construcciones o robots y finalmente del lado derecho un menú para elegir los tipos de edificios que podemos realizar.

La música es meramente ambiental y eso hace que todo sea más llevadero. Tenemos también efectos especiales que acompañan las diferentes acciones que hacemos, desde darle click a un edificio en específico o cuando alguna actividad ha finalizado. También como mencioné tenemos un trabajo de voces amplio con actores como Troy Baker o Lynsey Murrell que aderezan la trama del juego y si bien no forman parte del 100% de lo que hacemos, las veces que hacen acto de presencia marcan esa pauta para continuar aventurándonos en Marte.

Al ser un juego de simulación y de construcción el diseño del nivel puede ser tan complejo como quieras, pues mientras más cosas metes más te das cuenta de que por ejemplo necesitas una planta de energía para poder darle abasto a las minas o es momento de que una fábrica reciba mantenimiento.

Jugabilidad

Per Aspera es como tal un juego de gestión de recursos, pero también una combinación de experiencia narrativa junto con la exploración planetaria. Como mencioné anteriormente nuestra misión principal es colonizar Marte y eso se hace a través de la recolección de recursos y su gestión para la construcción de diversos edificios que nos ayudarán a progresar y que la raza humana tenga un futuro hogar para vivir.

Tu avance dependerá en su mayoría del aluminio, carbono, silicio o agua y con ellos podrás construir minas para obtenerlos. Una vez llegada cierta cantidad podrás crear plantas de energía, centros de trabajadores o drones de reparación, o algo más grande para la investigación por ejemplo. Obviamente las minas no son infinitas y llegado el momento tendrás que expandir tu colonia para poder obtener los recursos de otro lado, y si tomas en cuenta que básicamente tienes un planeta para explotar, entonces imagínate la cantidad de horas que tienes por delante.

Pero, ten muy en cuenta algo: construir en el lugar o momento equivocado podría ser el fin del juego. La escasez es la preocupación número uno en Per Aspera. Si bien puedes seguir un ritmo «normal» la interfaz de usuario también nos permite acelerar el paso del tiempo, aunque eso podría ocasionar lo anteriormente mencionado: cometer un mínimo error de planeación y ser game over.

Además no todo será gestión, también tenemos combate de estrategia en tiempo real donde llevarás a tus drones a enfrentarse a torres defensivas del enemigo, aunque ellos pueden hacer lo mismo. No es complejo, ni difícil, pero es un twist de diversidad a la mecánica principal del juego y un cierto escape de algo que puede caer en la monotonía.

Conclusión

Per Aspera es un juego diferente al género de gestión y de simulación. Explorar su hermoso y detallado planeta rojo es el primer motivo para enamorarte del juego, y conocer su argumento y desafiarte a ti mismo para lograr colonizar todo un planeta hace que la experiencia sea aun más divertida y placentera.


Agradecemos a Raw Fury las facilidades para realizar esta reseña.



Este escrito representa únicamente la opinión de su autor y no necesariamente la del equipo de Versus.

Deja tu opinión

8

Estupendo

Pros

  • Explorar el planeta marte.
  • Sistema de gestión y habilidades simple.
  • Argumento.

Cons

  • Puede ser muy simple en algunas mecánicas.
  • Hacer que Marte sea habitable no es el problema, sino la gestión.
  • Un multiplicador de tiempo adicional no estaría nada mal.